PROPUESTA METODOLÓGICA EN PRÁCTICA COMUNITARIA DE LA FACSO-ECUADOR

 

1.      ANTECEDENTES

La Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central del Ecuador señala que la Práctica Comunitaria “Son todas  aquellas actividades  que se orientan a relacionar  el trabajo de formación académica  y profesional que  realiza la Facultad de Comunicación Social  en el nivel de Pre grado, con los actores  sociales comunitarios. En contacto con la comunidad  los estudiantes y docentes  deberán realizar actividades  comunicacionales como investigaciones de caso, diagnósticos, productos, proyectos, capacitación y apoyo organizativo”[1].

“Deben ser concebidas como actividades alternativas  a la crisis del capitalismo global, orientado a fortalecer la cohesión social, la profundización de la democracia participativa, la lucha contra la degradación ambiental,    contra la exclusión social  y en defensa de la diversidad cultural  y los derechos humanos. Son todas aquellas actividades  que fortalecen el sentido de pertenencia  e identificación de los estudiantes con los sectores sociales. En ningún caso deberán  orientarse hacia actividades rentables, ni de proselitismo político y religioso. Las  actividades  deberán realizarse  en las comunidades y organizaciones”.[2]

2. OBJETIVOS DE LA PRÁCTICA COMUNITARIA:

-         Asumir  las responsabilidades que con la sociedad  determinan la Constitución del Ecuador, las leyes, y el Estatuto   de la Universidad Central.

-         Apoyar a las comunidades  y sus organizaciones  a través de  estudios, asesorías, investigaciones, capacitación y otros recursos  comunicativos  para fortalecer  sus procesos organizativos e iniciativas.

-         Proyectar el trabajo académico de la Facultad    hacia las    comunidades   en el campo de la comunicación social.

-         Propiciar un acercamiento a la realidad de la vida de docentes y estudiantes.

-         Vincular a  estudiantes y docentes  con   sectores populares para  propiciar un encuentro de experiencias y solares.

-         Contribuir al desarrollo del pensamiento crítico de los estudiantes y docentes.

-         Cumplir   con las horas de vinculación con la comunidad  que  establece  el REGLAMENTO DE RÉGIMEN ACADÉMICO  del CONESUP.[3]      

Con estos antecedentes se realiza una propuesta para la implementación de la Práctica Comunitaria desde la perspectiva denominada Investigación Acción Participativa IAP:

3. FUNDAMENTACIÓN DE LA PRÁCTICA COMUNITARIA EN BASE A LA (IAP)

La siguiente propuesta se basa en la Investigación – Acción Participativa con énfasis en la Estrategia Comunicacional (IAPEC).

En los últimos tiempos, las maneras tradicionales de investigar han sido seriamente cuestionadas; básicamente porque su enfoque “objetivista, cuantitativo y funcionalista” impedía un contacto mucho más cercano con los fenómenos sociales de la realidad, pues recomendaba ser: “positivo, neutral e imparcial”.

Con el reposicionamiento de la categoría de “sujeto” y el aporte de una serie de metodologías cualitativas que permiten el contacto, la sensibilidad y el compromiso con la comunidad humana; se fortalecen los estudios que ponen énfasis en la detección y análisis de los problemas sociales de una manera más directa, para accionar y agenciar soluciones a través de la participación. Estos nuevos enfoques de investigación científica cualitativa, buscan mayor participación y apropiación del proceso y de los resultados por parte de la comunidad involucrada. En estos nuevos enfoques se ubica la Investigación – Acción – Participación (IAP).

4. ¿QUÉ ES LA PRÁCTICA COMUNITARIA Y CÓMO SE RELACIONAN CON LA IAP?

La Práctica Comunitaria es un programa desarrollado por la Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central del Ecuador en zonas urbanas populares/marginales y/o en sectores comunitarios rurales; que involucra la participación de practicantes de Comunicación Social, así como procesos y recursos que son empleados con este fin.

Es importante señalar que la Comunicación Social está   interesada   en   fortalecer   las   competencias   científico humanista de los practicantes comunitarios, respondiendo a las necesidades de nuestra sociedad;  lo cual está estrechamente ligado a la Misión y Visión de nuestra Facultad y Universidad. Así mismo, permite cumplir  una labor social  en los sectores menos favorecidos y simultáneamente hace posible el  fortalecimiento del conocimiento teórico-practico en los practicantes.

Este  proceso de investigación-reflexión-acción-participación que esta  en  función  al  proceso  de  formación  del y la  comunicador(a) social en  el área Comunitaria se centrará  en la realidad sobre la que actúa el  practicante  comunitario,  de  tal  manera  que  podamos evidenciar  cómo  funciona  la  estructura  académica  preparada para esta área, analizar los efectos del proceso de  intervención.

IAP es un enfoque investigativo y una metodología de investigación, aplicada a estudios sobre realidades humanas. Como enfoque se refiere a una orientación teórica (filosofía, marco teórico) en torno a como investigar. Como metodología hace referencia a procedimientos específicos para llevar adelante una investigación – estudio científico diferente a la investigación tradicional; es una manera concreta de llevar adelante los pasos de la investigación científica de acuerdo con su enfoque.

La novedad puede ubicarse en el sentido e implicación de las dos palabras que acompañan la primera (investigación): Acción – Participación. No es solo investigación, ni solo investigación participativa, ni solo investigación -Acción; implica la presencia real, concreta y en interrelación de la Investigación, de la Acción, y de la Participación.

La IAP nace en los años 70, con base en la orientación sociológica de la teoría de la dependencia – Liberación, orientación que fue siendo asumida por las ciencias humanas, las ciencias de la educación, la pastoral y la misma teología. Uno de sus aspectos claves es el dar el valor que se merece, la acción – la praxis (acciones que conducen al cambio estructural) y el valor que tiene la comunidad toda, aun aquella a la que no se le ha permitido la capacitación el colegios u universidades (la clase pobre).

La  Investigación-Acción se enmarca dentro del pensamiento crítico,  y  es  concebida  como  una  investigación comprometida   con su contexto; es una   forma   de   investigar   que   persigue   no   sólo   la   obtención   de conocimiento  sino  la  mejora  de  las  situaciones,  los  cambios,  las  transformaciones  de  lo  que  está  siendo investigado.  En  este  sentido,  el  conocimiento  científico  es  comprendido  como  una  mediación  que  sirve  para la   reflexión   sobre   el   cambio   social,   de   ahí   que    este   tipo   de   investigación   rompa   o   se   distancie completamente del modelo vertical de investigación.

Este  tipo  de  investigación  parte  de  preguntas  como  la  siguiente:  ¿qué  puede  hacer  el  investigador  para intervenir y  cambiar situaciones problemáticas que  observa  en su entorno?  Al fin y al  cabo,  la  Investigación- Acción  se  plantea  cómo  la  labor  de  investigar  puede  lograr  una  sociedad  más  justa,  equilibrada  y  armónica. La  palabra  “acción”  se  refiere  a  la  transformación  de  la  situación;  sin  embargo,  ésta  no  puede  darse  de forma independiente de la reflexión, del pensamiento. Conocimiento y acción van de la  mano.

En  términos  epistemológicos,  la  Investigación-Acción,  antes  que  nada,  parte  de  la  necesaria  superación  del binomio  sujeto-objeto  en  la  acción  de  investigar.  En  la  investigación  tradicional,  ambos  elementos  aparecen separados,  distantes  el  uno  del  otro:  el  sujeto  conoce  un  objeto  externo  a  él,  lo  analiza,  lo  piensa,  lo disecciona   para   generar   conocimiento   sobre   ese   mismo   sujeto.   La   Investigación-Acción   parte,   por   el contrario,  del  papel  crítico  del  investigador,  de  la  función  de  cambio  social  atribuida  a  la  labor  de  investigar, y  de  la  dimensión  pedagógica  de  todo  proyecto. Todo  ello  se  inscribe  en  una  relación  dialéctica,  en  la comprensión  del  proceso  de  conocimiento  como  algo  inacabado  y  en  constante  construcción,  así  como  en  la consideración  de  la  práctica  como  principio  clave  del  conocimiento.  Por  todo  lo  anterior,  la  Investigación- Acción  es  más  que  una  técnica,  constituye  un  programa  metodológico  per  se,  apoyado  en  varias  técnicas, que persigue la construcción de conocimiento y la intervención y cambio social.

Es investigación: Orienta un proceso de estudio de la realidad o de aspectos determinados de ella, con rigor científico.

Es acción ( asistencialista, o solidaria, o transformadora): En esta investigación hay acción la cual es entendida no solo como el simple actuar, o cualquier tipo de acción, sino como acción que conduce al cambio social estructural; esta acción es llamada por algunos de sus impulsores, praxis (proceso síntesis entre teoría y práctica) , la cual es el resultado de una reflexión – investigación continua sobre la realidad abordada no solo para conocerla, sino para transformarla ; en la medida que halla mayor reflexión sobre la realidad, mayor calidad y eficacia transformadora se tendrá en ella. La investigación y la acción se funden creadoramente en la praxis. El requerimiento de cualquier investigación, que quiera ser práctica y transformadora, es la acción; No se investiga por el mero placer de conocer; además, la validez de una investigación la otorga la acción. “la IP es para la acción, de la acción realizada, y en la acción” (German Mariño). Es importante tener en cuenta que no hay que esperar el final de la investigación para llegar a la acción, pues todo lo que se va realizando en el proceso es acción y a la vez va incidiendo en la realidad.

Es participativa: Es una investigación – acción realizada participativamente. Acá la investigación no es solo realizada por los expertos, sino con la participación de la comunidad involucrada en ella; quiere superar la investigación al servicio de unos pocos (una clase privilegiada), y la investigación para las universidades – bibliotecas solamente. La investigación y la ciencia deben estar al servicio de la colectividad; busca ayudarle a resolver sus problemas y necesidades y ayudar a planificar su vida. La IAP se realiza con una óptica desde dentro y desde abajo: desde dentro de la comunidad estudiada; desde abajo pues lleva a la participación incluso a quienes no han podido a estudiar (los más pobres). Acá los problemas a investigar son definidos, analizados y resueltos por los propios afectados. La participación acá no es una posibilidad que se da a la comunidad en general, sino hacer realidad el derecho de todos a ser sujetos de historia, o sea sujetos de los procesos específicos que cada grupo va llevando adelante. La meta es que la comunidad vaya siendo la autogestora del proceso, apropiándose de él, y teniendo un control operativo (saber hacer), lógico (entender) y crítico (juzgar) de él.

Este enfoque implica un replanteamiento epistemológico, político, y por tanto metodológico; no es hacer lo mismo de antes, pero ahora con la participación de la comunidad, sino investigar desde una nueva óptica – perspectiva en – con – para la comunidad.

Epistemológicamente: supone romper con el binomioclásico de sujeto y objeto de la investigación. Esto supone un cambio grande en las concepciones de trabajo científico, de la metodología y de la teoría misma. Acá todos son sujetos y objetos de investigación, lo cual implica que la verdad – ciencia – teoría se va logrando en la acción participativa comunitaria. La teoría va a ser resultado del aporte popular, leído, justificado, convalidado, orientado por los métodos científicos ; desde ese punto de vista, todos aportan : el pueblo – miembros de una comunidad, los técnicos, los expertos…

Políticamente: supone el que toda investigación parta de la realidad con su situación estructural concreta, la reflexión, para ayudar a transformarla creativamente, con la participación de la comunidad implicada. El objeto final es la transformación de la realidad social en beneficio de las personas involucradas; esto implica operar también al interno de sistema vigente.

Metodológicamente: supone un proceso modesto y sencillo al alcance de todos ( “la ciencia no deja de ser ciencia por ser modesta” Fals Borda), pero a la vez que lleve : a la participación procesual, a asumir critica y estructuralmente la realidad ¡, a la reflexión seria y profunda de sus causas y tendencias , a conclusiones científicas, a estrategias concretas y realizables, a una planeación, a una praxis – acción renovada y transformadora en la que vaya interviniendo toda la comunidad, a una continua reflexión sobre la praxis para hacerla cada vez más liberadora y transformadora de la realidad.

 6. LA COMUNICACIÓN Y LA IAP

La  comunicación  es  interacción,  es  un  elemento  indispensable  para  la  organización  social.  Aquí  está  su componente  pragmático,  que  nos  acerca  a  la  comprensión  de  la  comunicación  como  acción.  Esta  idea  se enmarca  en  la  consideración  de  que  no  es  posible  el  desarrollo  humano  –ni  individual  ni  colectivo-  si  los sujetos   permanecen   aislados    tanto    mentalmente   como    físicamente.   La   comunicación,   así   pues,    es indispensable para el establecimiento de la  sociedad.

Existen  muchos  factores  que  influencian  la  comunicación.  Entre  ellos  están  la  percepción,  los  valores  y creencias,   los   aspectos   socioculturales   del   contexto   y   las   características   personales   de   cada   sujeto.   La imagen que uno se hace del mundo, de sí mismo y de los otros, es un elemento esencial de la comunicación. Por  otra  parte,  los  valores  tienen  influencia  en  el  proceso  de  comunicación,  ya  que  modifican  u  orientan  de forma  diferente  la  vivencia  y  experiencia  personal.  El  contexto  sociocultural  en  el  que  se  desarrollan  los procesos  de  comunicación  son  también  determinantes:  cada  sociedad  –y  por  ende,  cada  cultura-  suministra a  sus  integrantes  explicaciones  propias  sobre  las  estructuras  y  los  significados  de  las  cosas.  Sólo  por  medio de  la  comunicación  puede  haber  relaciones  humanas  que  aseguren  un  claro  entendimiento  entre  todos  los miembros  de  una  sociedad.  Las  relaciones  humanas  son  las  acciones  que  establecen  los  seres  humanos  en la  convivencia  con  sus  semejantes;  son,  por  tanto,  los  principios  que  gobiernan  y  regulan  las  relaciones entre individuos.

En   el   proceso   de   Investigación-Acción,   la   comunicación   juega   un   papel   preponderante.   Es   importante, obviamente,  el  papel  de  comunicador  del  investigador,  que  debe  ser  eficaz  a  la  hora  de  apuntar  y  clarificar los  objetivos  del  trabajo  y,  yendo  más  allá,  de  exponer  con  claridad  los  beneficios  que  puede  tener  la comunidad  estudiada.  La  comunicación,  en  este  sentido,  es  interacción  tanto  entre  el  investigador  y  los investigados -y viceversa- como  entre  los investigados al interior  de  su  mismo grupo. En este  segundo caso, incluso,   la   comunicación   puede   convertirse   en   el   fin   mismo   de   la   Investigación-Acción:   la   tarea   del investigador, así, puede ser el facilitar la interacción y  comunicación entre  sujetos aparentemente -según los síntomas detectados- separados.

Como  se  verá  en  los  siguientes  apartados,  la  Investigación-Acción  puede  ser  una  metodología  muy  eficaz para   incrementar   la   interacción   en   situaciones   de   interculturalidad.   Por   ello,   antes   de   la   propuesta   de protocolo    de    Investigación-Acción    consideramos    importante    hacer    una    breve    presentación    de    las características  básicas  de  la  comunicación  intercultural,  para  luego  exponer  el  proyecto  de  investigación  en marcha y, por último, establecer la propuesta de protocolo a aplicar.

Todo este enfoque de la IAP se pretende articular al enfoque comunicacional; y se considera importante recoger la experiencia del argentino Eduardo Vizer, para entender el puente entre la IAP y la comunicación:

“Desde una perspectiva comunicacional, tanto la comunidad como la cultura presuponen una actividad creativa y de permanente construcción y reproducción de la vida social y cotidiana de los individuos y las sociedades. La promoción social es una práctica que articula en forma estratégica y voluntaria objetivos coordinados entre los cuatro términos: comunidad-sociedad y comunicación-cultura. El primer par debe determinar los objetivos y los valores de la práctica de la promoción, pero siempre dentro de los propios valores y las identidades del segundo par. El comunicador social tiene por función y responsabilidad específica, participar ética y críticamente –por su formación “especializada”- en el proceso de recreación continua del universo simbólico que los diversos medios de comunicación –ya sean masivos o no-  producen como espacio audiovisual. Y el comunicólogo (o comunicólogo-comunicador) debe ser capaz de reconocer e investigar las múltiples dimensiones simbólicas, antropológicas, culturales y psicosociales de la comunidad o de las instituciones en las cuales opera, ya sea dentro de contextos interpersonales, institucionales, comunitarios o colectivos. La promoción comunitaria desde la perspectiva de la comunicación es aún una práctica nueva, a la búsqueda de teorías, de métodos y dispositivos que ayuden a orientar y coordinar los valores y los objetivos de la acción colectiva hacia fines democráticos y de Desarrollo Humano (desde las políticas públicas, los movimientos, las instituciones o las organizaciones de la sociedad civil) Se puede aplicar a la promoción la definición de la UNESCO sobre animación socio-cultural: ‘conjunto de prácticas sociales que tienen como finalidad estimular la iniciativa y la participación de las comunidades en el proceso  de su propio desarrollo y en la dinámica global de la vida sociopolítica en que están integradas’”.[4]

6. DIMENSIONES Y PRINCIPIOS:

  • Dimensión epistemológica. Conexión compleja en la cual los sujetos cognoscentes objetos de conocimiento producen  conocimiento, mediante relaciones que establecen.
  • Dimensión  ética.  Se refiere a la definición del Otro  y a su inclusión en la relación de su producción de conocimiento; al respeto a ese Otro y a su participación en la autoría y propiedad del conocimiento producido.
  • Dimensión metodológica. Abarca los modos empleados para producir el conocimiento, que en la psicología comunitaria tienden a ser predominantemente participativos, si bien no se excluyen otras vías.
  • Dimensión   ontológica.   Concierne  a  la  naturaleza  y   la definición  del  sujeto  cognoscente,  que  en  la  psicología  comunitaria implica tanto a los agentes externos, investigadores, psicólogos, como también a los miembros de las comunidades, cuyo carácter productor de conocimientos es reconocido.
  • Dimensión   política.  Atañe  al  carácter  y   finalidad  del conocimiento producido, así como a su ámbito de aplicación y efectos sociales,  esto  es,  al  carácter  político  de  la  acción  comunitaria  y  la posibilidad que toda persona tiene de expresarse y hacer oír su voz en el espacio público.

 7. PROPÓSITOS:

  • Concienciar a la comunidad con su realidad, sus necesidades y los factores que las condicionan
  • Dotarla de habilidades y capacidades para la toma de decisiones en la solución de sus necesidades
  • Lograr el compromiso de la comunidad para la puesta en marcha de la acción transformadora.
  • Facilitar la autogestión de la acción transformadora.
  • Su finalidad es promover transformaciones en la realidad que se estudia y mejorar la vida de los sujetos implicados.
  • El problema que desencadena el proceso ha de ser identificado por la comunidad.
  • Es un proceso dialéctico de conocer –actuar.
  • La comunidad deja de ser objeto y pasa a  ser sujeto de la investigación.
  • Conjuga el conocimiento científico y el  saber popular.
  • Es acción (solidaria, o transformadora): En esta investigación hay acción no cualquier tipo de acción- sino acción que conduce al cambio, a la transformación social. 
  • Es participativa: Acá los problemas a investigar son definidos, analizados y resueltos por los propios afectados.  
  • La meta es que la comunidad vaya siendo la autogestora del proceso, se apropie de él, y tenga un control operativo (saber hacer), lógico (entender) y crítico (juzgar) de él. 
  • La teoría va a ser resultado del aporte popular, leído, justificado, convalidado, orientado por los métodos científicos; desde ese punto de vista, todos aportan: 
    • Los miembros de una comunidad, 
    • los técnicos,  
    • los expertos… 
  • La I.A.P pretende generar procesos sustentables es decir que satisfagan las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades.
  • El I.A.P promueve a que todos los integrantes que participan de el trabajen un solo individuo que funcione sinérgicamente.
  • El compromiso ya no es con un modelo de desarrollo, sino con la gente.
  • El investigador se asume como un humanista, como intelectual orgánico al servicio del pueblo.
  • Además, concibe a su  actividad investigativa, participativa como una práctica multitudinaria que busca un cambio estructural que devenga en una mayor justicia e igualdad.
  • La investigación acción participativa otorga a quienes la practica una sensibilidad cada vez mayor para ver lo que a simple vista no se ve, lo que se oculta detrás de lo aparente. La investigación te da un modo de relacionarte con el mundo y con los demás se torna una forma de vida; aprendes a preguntar, a cuestionar, a ponerte en el lugar del otro; a acercarte al objeto y objetivo de lo que pretendes lograr, a maravillarte, a utilizar la intuición, a analizar y sintetizar, a verbalizar, a tener más claridad.
  • ¿Cómo hacer Investigación Acción en las organizaciones? Partiendo de un diagnóstico participativo, donde confluyan todas las fuerzas de la organización, en la búsqueda de alternativas de funcionamiento, para la optimización del clima  y el fortalecimiento de la cultura organizacionales.
  • ¿Qué es el diagnóstico participativo? Consiste en investigar los problemas que tenemos en la organización o en la realidad que nos rodea. Organizar los problemas, recoger información y analizar sus causas y consecuencias, sus relaciones con otros problemas, los conflictos que abarca, el tiempo y el  espacio donde se desarrolla.
  • Existen  varias técnicas para realizar el diagnóstico participativo:
    • Sociodrama – Observación
    • Lluvia de ideas – Lluvia de ideas con tarjetas
    • Entrevistas: individual y colectivas
  • ¿Por qué es importante el diagnóstico El diagnóstico se ubica dentro de un proceso sistemático de trabajo organizativo. El diagnóstico constituye la primera etapa del ciclo, nos permite comprender los problemas de nuestra realidad, de tal  manera que tengamos los conocimientos necesarios para planificar y realizar acciones. Necesitamos investigar lo que pasa en nuestro alrededor, porque es imposible actuar eficazmente sobre algo que desconocemos. 
  • ¿Cuáles son los beneficios de la Investigación Acción? Son múltiples los beneficios que se pueden derivar de la utilización de esta metodología en cualquier  ámbito social. Su estructura flexible y de fácil adaptación al contexto, permite que las personas involucradas no se sientan objetos, sino sujetos comprometidos con las soluciones que el momento les demanda. 
  • Se puede aplicar en cualquier contexto, no importa el nivel socioeconómico, educativo, edad, raza etc. Para Lewin, lo importante del método  es la decisión del grupo y el compromiso por la mejora; estos dos aspectos resultan muy motivantes para la puesta en marcha de cualquier plan de acción que busca cambios en su hacer para bienestar de todos. 
  • Facilita la actualización continua de las aspiraciones de determinado grupo; no hay un final para este tipo de investigación. Cuando se satisfacen unas necesidades o se resuelven los problemas, aparecen otras situaciones que ameritan  ser atendidas, pero el grupo ya tiene las habilidades de creatividad, motivación y trabajo en equipo para abordarlas pro activamente. 
  • Permite la participación conjunta del colectivo, todos se sienten importantes y tomados en cuenta para la solución de los problemas. 

8. CAMPOS, ÁREAS, CONTEXTOS Y ESCENARIOS DE ACCIÓN DE LA PRÁCTICA:

-         Organizaciones sociales urbanas.

-         Organizaciones sociales rurales.

-         Asociaciones y cooperativas.

-         Barrios, cooperativas, comités de empresa, sindicatos.

-         Entidades sociales organizadas.

-         Sectores sociales excluidos en proceso de organización.

-         Toda forma de organización donde se pueda implementar la investigación acción participativa desde la comunicación.

9. LOS ACTORES DE LA PRÁCTICA COMUNITARIA: 

  • Universidad / Facultad:
  • Agencia de la práctica: (la entidad social organizada)
  • El o la practicante:
  • El o la facilitador(a) (tutor(a) de la práctica):
  • El cooperador(a).
  • ¿La agencia de cooperación?

10. LÍNEAS DE ACCIÓN

i.                              Investigación.

ii.                              Asesoramiento: Promoción y Prevención

iii.                              Capacitación. Desarrollo de talleres vivenciales.

iv.                              Producción de materiales y productos comunicacionales.

v.                              Mediación simbólica comunitaria

vi.                              Movilización comunitaria.

11. ÁREAS TEMÁTICAS Y CONTENIDOS: 

  • Investigación y metodología de la investigación:
  • Epistemología:
  • Realidad ecuatoriana:
  • Análisis de coyuntura:
  • Planificación de la comunicación:
  • Pedagogía de la comunicación:
  • Negociación y manejo de conflictos:
  • Pensamiento y modelos educativos:
  • Comunicación y multimedia:
  • Comunicación y desarrollo:
  • Productos comunicacionales:
  • Implementación de medios alternativos:

12. LA ESTRATEGIA METODOLOGICA:

13. TIPOS  DE ESTRATEGIAS PARTICIPATIVAS[5]

 Podemos   encontrar    que   las   estrategias   participativas   son numerosas y pueden ser de distinto carácter, tales como:

  • Formación- Análisis- Diagnóstico- Evaluación:
    • Formación de facilitadores
    • Análisis y diagnóstico situacional
    • Análisis general
    • Profundización
    • Repertorio social
    • Análisis   de   mensajes   pro-consumo   o   que   promueven comportamientos negativos
    • Cohesión y recursos del grupo
    • Análisis de conductas de riesgo
  • Organización y Movilización de Grupos:
    • Cohesión del grupo e integración
    • Identificación y conocimiento
    • Estimular competencia dirigida
    • Comunicación
    • Detectar líderes
  • Instalar factores de protección:
    • Ensayo de conductas y autoestima
    • Estimular pensamiento analítico-reflexivo
    • Entrenar habilidades sociales
    • Incorporar conceptos. Capacidad creativa
    • Creatividad e imaginación
    • Conducta asertiva y expresión de emociones
    • Autocontrol
    • Padres en abordaje y solución de problemas
    • Detección y entrenamiento de líderes.
  • Ambiente y Animación
  • Abstracción
  • Organización y Planificación
  • Individuales de apoyo a la prevención.
  • Ecológicos y/o Epidemiológicos

 De la misma manera se debe considerar las siguientes recomendaciones:

  • El problema que desencadena el proceso ha de ser identificado por la comunidad.
  • Se desarrolla en ambientes naturales
  • Se pone en marcha en contextos microsociales
  • Es un proceso dialéctico de conocer –actuar
  • La comunidad deja de ser objeto y pasa a ser sujeto de la investigación.
  • Conjuga el conocimiento científico y el saber popular
  • Perspectiva holística en la comprensión del problema.
  • El análisis se basa en categorías abiertas.
  • Utiliza múltiples técnicas y recursos metodológicos.
  • Su finalidad es promover transformaciones en la realidad que se estudia y mejorar la vida de los sujetos implicados

Se propone abordar la Práctica Comunitaria a partir del paradigma de la Investigación Acción Participativa IAP. Se propone dos esquemas (Ander-Egg y Marti) del proceso, que no son excluyentes, todo lo contrario, nos podrían servir para adaptar nuestra versión definitiva, a saber:

Fases e instrumentación del proceso de Investigación-Acción-Participativa[6]

Cuestiones previas que hay que resolver antes de aplicar la IAP:     0. El origen de la demanda.0.1.            Detectar y caracterizar a los protagonistas potenciales.0.2.            La constitución del equipo de trabajo.

0.3.            Pautas para tener en cuenta en la instrumentalización de los métodos de intervención social.

  1. La investigación propiamente dicha:

1.1.            Algunas pautas o sugerencias para la realización del estudio.

1.2.            Técnicas o procedimientos que se utilizarán para recoger datos y obtener información.

1.3.            Trabajo de campo: recolección de datos e información.

1.4.            Ordenación y clasificación de la información.

1.5.            Análisis e interpretación de los datos.

1.6.            Redacción de un informe preliminar.

1.7.            socialización de la información.

1.8.            discusión de los resultados.

1.9.            Redacción del informe final.

             2. Elaboración del diagnostico:2.1.            Ideas básicas acerca de la elaboración de un diagnóstico social.2.2.            ¿Qué implica un diagnostico desde el punto de vista académico y desde la perspectiva de la gente?

2.3.            ¿Cuál es el aporte comunicacional?

             3. Elaboración de un programa o proyecto:3.1.            Pautas para elaborar un programa o proyecto.3.2.            Pautas para sistematizar el sentido común y la capacidad operativa.

3.3.            Resolución de problemas y toma de decisiones.

            4. Desarrollo de actividades: puesta en marcha de proyectos y/o programas:4.1.            ¿Cómo mejorar y potenciar la capacidad ejecutiva de los participantes que forman parte del equipo?4.2.            El trabajo en equipo.

4.3.            Formación de los equipos y/o grupos responsables de las actividades.

5. Control operacional realizado mediante la acción-reflexión-acción acerca de lo que se está haciendo.

 Etapas y fases de una Investigación Acción Participativa (IAP). [7]

Etapa de pre-investigación: síntomas, demanda y elaboración del proyecto:

       0. Detección de unos síntomas y realización de una demanda (desde alguna entidad social organizada); construcción de confianza.

  1. Planteamiento de las líneas de acción e investigación (negociación,  delimitación y alcance de la demanda, elaboración del anteproyecto).
Primera etapa. Diagnóstico: Conocimiento contextual del territorio y acercamiento a la problemática a partir de la documentación existente y de entrevista a representantes institucionales y asociativos
  1.  Recogida de información.
  2. Constitución de la comisión de seguimiento, monitoreo y evaluación.
  3. Constitución del Grupo IAP.
  4. introducción de elementos analizadores.
  5. Inicio del trabajo de campo (entrevistas individuales a representantes legales y aliados y contrapartes estratégicos).
  6. entrega y discusión del primer informe.
Segunda Etapa. Programación: proceso de apertura a todos los conocimientos y puntos de vista existentes, utilizando métodos cualitativos y participativos.
  1. Trabajo de campo (entrevistas grupales a la base social).
  2. Análisis de textos y discursos.
  3. Entrega y discusión del segundo informe.
  4. Realización de talleres.
Tercera Etapa. Conclusiones y propuestas: negociación y elaboración de propuestas concretas.
  1. Construcción del Programa de Acción Integral (PAI)
  2. elaboración y entrega del informe final.
Etapa Post-investigación: puesta en práctica del PAI y evaluación. Nuevos síntomas.

Fuente: Basado en el cuadro elaborado por T. Alberich

“Ejemplos de fases y técnicas en la IAP” (no publicado).

13. LOS ALCANCES Y LIMITES:

-         La IAP, es en la actualidad un paradigma que tiene un largo camino recorrido por Latinoamérica.

-         Reconocemos el sinnúmero de experiencias que a lo largo y ancho de nuestro continente se han puesto en escena; muchas de esas experiencias hoy nos alumbran, otras, obviamente, van a tener que ser omitidas.

-         Por lo tanto, no vamos a inventar nada; pero es nuestra responsabilidad ética y académica, valorar las experiencias pasadas y construir una versión que sea aplicable a nuestra realidad, a nuestro contexto y en esta temporalidad.

-         Se deben afinar una serie de inquietudes que nos permita no repetir los mismos errores, ni caer en trampas tendidas a lo largo del trayecto.

-         Debemos tener la madurez para aceptar nuestras debilidades y asumir con humildad nuestras fortalezas; solamente así podremos poner en el tapete de las discusiones las temáticas que nos preocupan, solamente así podremos llegar a acuerdos previos, para seguir trabajando desde el lugar que nos corresponda en la construcción de un mejor país, con el aporte de la comunicaron social.

-         A continuación una serie de inquietudes que deben definirse:

-         ¿Cómo operativizar el sinnúmero de experiencias que existen sobre IAP?

-         ¿Por qué elegir la IAP y no otras metodologías?

-         ¿Cuál es la mejor estrategia de elección?

-         ¿Cómo logramos revertir el rezago positivista del levantamiento de información?
¿Qué técnicas son las mas apropiadas para realizar el diagnóstico?

-         ¿Cómo construimos confianza con la gente?
¿Cómo la motivamos para participar?

-         ¿Estamos comprometidos para la IAP o simplemente vamos a cumplir con nuestro rol de docentes para cumplir la carga horaria?

-         ¿Existen los recursos necesarios para emprender el presente reto?

-         ¿De dónde sacamos los fondos para satisfacer a la demanda?

-         ¿Cómo sistematizamos las experiencias a largo plazo?

-         Hasta donde llegan los compromisos de los diferentes actores?

-         Etc.

 14. LA IMPLEMENTACIÓN Y OPERATIVIDAD:

Tomar en cuenta estos elementos antes de iniciar la implementación de la actividad de Práctica Comunitaria:

  • Conformar un equipo de investigación ampliado que incluya a personas que residen en la comunidad, y propiciar una concepción de trabajo colectivo.
  • Identificar los actores sociales (instituciones, grupos, personas) interesados en el problema de investigación.
  • Identificar líderes comunitarios.
  • Capacitación (miembros del equipo de investigación, otras personas de la comunidad).
  • Definir los roles y formas de participación social de los diferentes actores/as (instituciones, grupos, personas) en todo el proceso de investigación.
  • Diseñar estrategias comunicativas para motivar la participación de los diferentes públicos.
  • Elaborar y/o elegir técnicas de investigación apropiadas a las características de los públicos con los que se va a trabajar

 15. LA CAPACITACIÓN

Se debe elaborar los materiales y recursos para la capacitación: 

  1. MANUALES
  2. GUÍAS
  3. PROCEDIMIENTOS:

                                                               i.      Mapas.

                                                             ii.      Cuadernos.

                                                            iii.      Registros.

 16. SEGUIMIENTO, MONITOREO Y EVALUACIÓN:

i.      El equipo de Seguimiento, Monitoreo y Evaluación.

ii.      Los parámetros de la evaluación

iii.      El sistema de alerta temprana.

iv.      La mejora continua.

v.      La sistematización de la experiencias

vi.      Las lecciones aprendidas

 17. RESULTADOS ESPERADOS:

  • Diagnósticos:
    • Sociales.
    • Comunicacionales.
    • De Mediación e interacción simbólica.
    • De Tecnologías de la información y la Comunicación.
    • Investigación:
      • De caso.
      • De autor.
      • De temática.
      • De modelo, escuela, teoría o tendencia.
      • Capacitación:
        •  
        • Proyectos:
          •  
          • Productos comunicacionales:
            • La red de imagen y televisión:
            • La red radiofónica:
            • La red de diseño gráfico y medios impresos:
            • La red de NTIC.
            • Medios y formas alternativas de mediación simbólica.
            • Publicaciones:
              •  
              • Apoyo a procesos organizativos:
                •  

 18. COMPROMISOS

 19. PRESUPUESTOS

 20. BIBLIOGRAFÍA

21. ANEXOS

 


[1] López, Fernando. “Propuesta para la realización de la práctica comunitaria”. FACSO, Quito-Ecuador. P. 4

[2] Ídem. P.4-5

[3] Ídem. P.5

[4] Vizer, Eduardo. Promoción de actividades comunitarias. Universidad de Buenos Aires, Facultad de Ciencias Sociales,  Carrera de Ciencias de la Comunicación, 2008.

[5] Montero, Víctor. Nuevos enfoques y prácticas de psicología comunitaria para el desarrollo.

[6] Ander-Egg, Ezequiel. Repensando la Investigación-Acción-Participativa. Grupo Editorial Lumen Humanitas, 2003.

[7] Martí, Joel. Investigación acción participativa: estructuras y fases.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: